Psicoterapia

Los psicoterapeutas tratan un amplio conjunto de crisis y trastornos psíquicos, que van desde enfermedades mentales hasta los trastornos emocionales.

Principios de la terapia cognitiva – conductual:

  • Está orientada al problema
  • Se aplica al mantenimientos, predisposición, condicionante y desencadenante de problemas
  • Está orientada al cambio, a la acción
  • No se limita al contexto terapéutico
  • Es transparente
  • Debe ser una ayuda a la autoayuda
  • Está centrada en los recursos personales
  • Se esfuerza en el desarrollo continuado del individuo

Toda psicoterapia implica un cambio. El cambio puede aparecer en un problema de salud física, en un problema de percepción, en las emociones, en conceptos, en la relación del individuo consigo mismo, etc..

 ¿A quién va dirigida la psicoterapia?

Diríamos que primeramente a las personas que presentan problemas psíquicos o psicológicos, pero también a crisis personales, que quizá solo tienen un valor relevante, en cuanto a la enfermedad, pero en las que sería recomendable un acompañamiento terapéutico

Aplicaciones:

  • Trastornos afectivos, especialmente síntomas depresivos
  • Dependencias
  • Trastornos de la alimentación
  • Enfermedades psicosomáticas
  • Trastonos de ansiedad: fobias, trastornos de pánicos, ansiedad generalizada, trastornos obsesivos – compulsivos, trastorno por evitación
  • Trastornos de adaptación
  • Trastornos por estrés agudo
  • Estrés post-traumático
  • Trastornos de personalidad, etc.